La organización política-administrativa y la ordenación del territorio en España


Un mes mas nos reunimos en la casa encendida en la penúltima conferencia acerca de la sostenibilidad del territorio. Este mes hemos compartido espacio con Jorge Agudo González (Profesor Titular de Derecho Administrativo de la Universidad Autónoma de Madrid), Bárbara Pons Giner (Arquitecta, Paisajista y Directora General de Planificación Territorial de Castilla-La Mancha), Pedro Arahuetes García (Alcalde de Segovia).

El moderador, D. J. María de la Riva, ha abierto la conferencia.

De izquierda a derecha: Bárbara Pons Giner, Pedro Arahuetes García, J. María de la Riva y Jorge Agudo González. Fuente: GeoNopia.

Jorge Agudo González 

El Estado tiene una serie de poderes limitados en cuanto a materias urbanísticas se refiere, puesto que estas están supeditadas a las Comunidades Autónomas. Como ya sabemos, los poderes de las comunidades autónomas no son totales, estas dependen de la legislación que determina el estado, por lo tanto esta puede ser una de las armas por parte del Estado para poder realizar algún control sobre estas.

Las Comunidades Autónomas, como ya conocemos cuentan con numerosas leyes urbanísticas. El modelo de los años 70, se lleva a cabo a partir de tres documentos básicos:

– Planeamiento

– Disciplina

– Gestión

Por lo tanto obtenemos un grandísimo número de leyes, sumado a un gran número de modificaciones, dificultan en gran medida su conocimiento público.

Existe a su vez una importante necesidad en la Ordenación del Territorio, que facilite algunos controles, especialmente para los ayuntamientos. Lo que ha terminado degenerando en un importante problema, puesto que solo se mira por los intereses municipales y no conjuntos.

Por lo que podemos afirmar que el modelo territorial español, se caracteriza por una alta densidad normativa de escasa efectividad, a su vez existe una importante desconexión de coordinación interadministrativa a todos los niveles.

Necesidad en materia territorial de ponerle freno a las competencias locales con figuras públicas de índole supramunicipal.

Finalmente se considera importante también la intervención de agentes sociales para que los planes sean manifestación de las necesidades reales, y para solucionar el problema que hemos comentado anteriormente de la falta de información

Bárbara Pons Giner 

Los planes de Ordenación del Territorio permite entre otras cosas el análisis del terreno que se estudia.

En el caso de Castilla-La Mancha, la toma de numerosas decisiones por parte de los municipios en función de sus propios intereses han producido una descoordinación han puesto en tela de juicio la necesidad de la realización de un Plan Regional. A su vez, Castilla-La Mancha, cuenta con numeroso suelo conocido como “Rústico”, que debe ser protegido y adaptado a las necesidades urbanísticas, sin que quede de lado.

Esto debe llevarse a cabo con las herramientas oportunas de cartografía actualizada que de una información real del territorio.

Se trata de llevar a cabo dos ideas fundamentales, la organización del territorio para la generación de los planes subregionales y contar con un seguimiento territorial para toda Castilla-La Mancha.

Para llevar a cabo una mejor gestión administrativa se hace necesario la unificación municipal, para reducir en gran medida las distancias y poder unificar así en gran parte los servicios públicos, pudiendo tomarse decisiones de manera interregional.

A su vez, se debe tratar de llevar a cabo una mayor coordinación con los diferentes ministerios e instituciones con relación territorial, para obtener un resultado de cartografía conjunta, mayor información pública y gestión electrónica de expedientes urbanísticos.

Pedro Arahuetes García 

Segovia, se encuentra situada en el centro Peninsular muy próxima a Madrid, pero separada por la Sierra de Guadarrama, cuenta con una población de 56.000 habitantes, la cual es una población prácticamente envejecida, debido a la importante salida de la gente joven (en edad de tener hijos) hacia otras ciudades.

Es una ciudad, donde predomina el sector terciario (60%), ya que cuenta con un importante atractivo turístico y cultural.

Donde el Ave, le ha dado un importante resurgimiento como ciudad puesto que la comunica con la capital de España en apenas media hora.

En Segovia, siempre se ha intentado dar una importancia al paisaje, de tal manera que el plan está basando en una conservación medioambiental, teniendo en cuenta varios aspectos como el suelo, el propio cauce fluvial, y los aspectos históricos que se encuentran en la ciudad.

Por lo que el PGOU, incorpora cinco aspectos que se consideran fundamentales:

– Apuesta por el paisaje por su relevancia, intentado integrarlo en la vida urbana, mediante unas importantes figuras protección urbanística que integran su conservación

– Estructura policéntrica, que permita un mejor desarrollo de equipamientos de los diferentes barrios.

– Conservación y revitalización del casco histórico con el fin de proteger el patrimonio cultural

– Afianzamiento de la estructura urbana, tanto en la zona central como en los núcleos urbanos como defensa de las tendencias centrífugas.

– Racionalización del crecimiento urbanístico, tratando de evadirse del “boom inmobiliario”, tratando de adaptarse por lo tanto a las necesidades reales.

Libertad Cruz Calero

Compartirlo


Esta entrada fue publicada en Conferencias, Ordenación del Territorio, Seminarios Territorio Sostenible, Urbanismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s