Patagonia sin represas!


"Patagonia sin represas". Fuente: Patagoniasinrepresas.cl

El extremo más austral del continente americano, aquel que se banagloria de ser el “fin del mundo”, la Patagonia, está en peligro, en peligro de ser desfigurado y dañado irremediablemente en nombre del “desarrollo” y el “progreso”.

La Patagonia chilena es un lugar excepcional, de características naturales únicas y paisajes vírgenes. Es una tierra de perspectivas truncada por elementos naturales de gran personalidad como sus activos volcanes, sus  bosques endémicos templados húmedos, uno de los “hotspots” de biodiversidad a escala global, especies en peligro de extinción como el huemul, intrincados fiordos y sublimes glaciares. Sin duda alguna, uno de los reductos vírgenes mundiales mejor conservados hasta el momento. Tampoco hay que olvidar la historia y la cultura que esconde este bello rincón: belicosas tribus indígenas, piratas, viajeros despistados, colonos y forajidos del lejano oeste han dado a este entorno una fuerte personalidad geográfica y paisajística, colmándola de leyendas y personajes míticos.

Rio Baker en Aysén. Fuente: Sanlucas.cl.

Mapa de impactos. Fuente: Villaohiggins.cl.

Hace escasos días el gobierno conservador de Chile ha aprobado la construcción de varias presas en dos de los ríos que recorren la laberíntica geografía patagona, el Baker y el Lama. Bajo la denominación de Hidroaysén (sic), la idea es establecer hasta cinco centrales hidroeléctricas que proporcionarían unos 2.750 MW de electricidad. Un buen pellizco, teniendo en cuenta que la producción anual del país son unos 14.000 MW, aproximadamente.

Proyecto hidroeléctrico Hidroaysén. Fuente: Plataformaurbana.cl.

3.200 millones de dólares y la promesa de 5.000 puestos de trabajo han sido suficientes para llevar a cabo esta atrocidad medio ambiental. Sin embargo, lo más grave es el proyecto de transportar la energía resultante hacía el norte del país para lo cual será necesario instalar, al menos, 2.300 kms de tendido eléctrico, que ocuparán una superficie de 23.000 ha y cortarán 6 parques nacionales, 11 reservas nacionales, 26 sitios prioritarios de conservación, 16 humedales y 32 áreas protegidas privadas, además de dejar elementos que degradan el paisaje y el entorno como las 5.750 torres de 70 metros proyectadas para llevar a cabo el plan.

Resulta curioso que este aborrecible proyecto de conducción eléctrica se haya gestionado independientemente y no en conjunto con las represas de Hidroaysén. Se ha utilizado la técnica de las “tajadas” sin ningún remordimiento.

Obviamente existe un fuerte choque entre las administraciones públicas y la población, un 61% de los chilenos está en contra de esta megainfraestructura, argumentando la pérdida bajo las aguas de 5.900 ha de gran valor natural y las presiones al entorno directamente relacionadas con las obras y construcción.

Manifestación en contra del proyecto. Fuente: Riossinrepresas.blogspot.com

Mientras, el gobierno alega que las 2/3 partes de la electricidad consumida en Chile es importada y que es necesario dirigirse hacía la soberanía energética y que es preferible explotar los recursos hídricos a instalar centrales térmicas, más contaminantes y dañinas para la salud y el medio ambiente.

“Si no hay energía hidroeléctrica, lo que va a haber es más centrales a carbón”, dijo recientemente el presidente Sebastián Piñera.

Parece olvidar mencionar que Endesa obtiene un 92% de sus beneficios latinoamericanos directamente de Chile y que la conducción de la electricidad producida hacía el norte del país, donde se encuentra la industría minera, principal pilar de la economía del país y bajo control de multinacionales extranjera (a excepción de CODELCO y el cobre) también puede haber tenido algo que ver con la decisión tomada.

A continuación os presentamos los documentales de “En Portada” de RTVE  que explica la problemática de la Patagonia y sus recursos hídricos y “Patagonia Chilena Sin Represas”, editado por el Consejo de Defensa de la Patagonia Chilena (CDP).

EN PORTADA: Problemática del proyecto “Hidroaysen”.

PATAGONIA SIN REPRESAS.

Si queréis más información no dejéis de visitar y apoyar la iniciativa “Patagonia sin represas” o descargar el archivo KMZ de Google Earth sobre el asunto, muy interesante o leer la carta de Luis Sepúlveda a Sebastián Piñera.

Intentemos encontrar otra solución, más equilibrada para la población local y para el medio ambiente, y así conservar unos paisajes salvajes y majestuosos!

Fuentes:

Compartirlo


Esta entrada fue publicada en Cambio Climático, Cartografía, Ordenación del Territorio, Riesgos Naturales. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s