Madrid y su otro “límite” (II)


En la primera entrega de este post se pincelaban los rasgos morfoestructurales del macizo de la Peña Lara, en él se describía la naturaleza de los grandes bloques de zócalo hercínico, que fueron levantados o hundidos por los esfuerzos tectónicos de la orogenia alpina.

Ahora nos centraremos en las unidades de relieve, clave geomorfológica que nos asiste en la comprensión de tan agreste paisaje serrano. Situándonos en este contexto científico, la participación activa del individuo estrecha los vínculos  con la naturaleza, pues nos permite ahondar en su historia solo con fijar la atención en determinadas características del entorno.

A continuación, una pequeña guía para conversar con la historia geológica y la evolución del paisaje peñalaro.

Superficie de cumbre.

croq4

El bloque principal o de Peñalara culmina en la llamada superficie de cumbres, a 2.100 m. de altitud en su cota más baja, que aplana el macizo sobre todo en el extremo Sur, donde adquiere mayor desarrollo. Está inclinado hacia Segovia, lo que hace pensar que todo el conjunto no sólo ascendió al generarse como macizo montañoso, sino que, además y simultáneamente, fue basculando hacia el Oeste.

Superficie intermedia o de Cotos – Cabeza Mediana

croq5

A 1.700 m. de altitud media, aunque llega a los 1.830 m. en el Puerto de Los Cotos, esta superficie constituye el replano culminante del bloque morfoestructural de Cabeza Mediana, al oeste del macizo. Muestra un aspecto desgastado y la superficie está ahora dividida en varios fragmentos por la acción erosiva torrencial.

Superficie en fosas (La Granja-El Paular)

croq3

A 1200 m. de altitud y situadas a ambos flancos del macizo de Peñalara, son, en esencia, valles de fondo plano por donde discurren el río Valsaín (fosa de la Granja) y el alto Lozoya (fosa de El Paular), donde se acumulan depósitos fluvio-torrenciales evacuados del macizo.

Vertientes de tendencia cóncava (Glaciada)

croq6

Localizadas preferentemente en el flanco madrileño. Es el área glaciada que desde la zona de cumbres hasta una altitud de 1.870 m. muestra unos perfiles de tendencia cóncava allí donde el hielo glaciar pleistoceno excavó la montaña dotándola de un aspecto “alpino”.

Vertientes de tendencia convexa (Torrencializadas)

Todas las demás vertientes muestran una geometría de tendencia convexa -tanto en la vertical como en la horizontal- típicamente “serranas”, propias del Guadarrama. Son vertientes sometidas fundamentalmente a la dinámica torrencial.

croq7

El Parque Natural de Peñalara es una maravilla geomorfólogica, cuya naturaleza es soporte de una biodiversidad realmente peculiar.  Familiarizarse con los rasgos físicos del macizo es el primer paso para conocer y explicar la presencia de dichas especies animales y vegetales.

Además, es un espacio de gran importancia, ya que realiza las funciones de laboratorio natural para la formación académica de futuros profesionales ligados al medio ambiente y de sensibilización de la población madrileña.  Peñalara es, junto con la La Pedriza, uno de los mayores tesoros naturales y espirituales que poseemos todos los madrileños.

Sólo por esta razón, es preciso tratarlo con respeto y cariño.

Fuentes:

Esta entrada fue publicada en Geografía Física, Lugares. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s